lunes, 4 de octubre de 2010

Gusano

Fuente img

Como un grito que han parido    
brotó un pequeño gusano inerte.   
Vestido con la mejor camisa,     
aprendiendo a no aprender de la suerte     

Hilando trenes por caminos 
con pasajeros de perfil alegre  
que aplauden al son de la cornisa,   
son caras y más-caras sin mente.    

De noche, escribiste latidos   
con tinta empapada en aceite,   
No tiene nombre tu sonrisa  
por más que la interprete     

Tan fácil persigues enemigos, 
esa es tu lógica incoherente.   
Regalando penas lo más aprisa  
como el cobarde más transparente.  

Regocijo en tu capricho,      
mirada astuta que se muere.    
Y puedes juzgar desde arriba   
pero perro que ladra no muerde. 



jn.-

2 comentarios:

Horacio dijo...

No tiene nombre tu sonrisa por más que la interprete.

Tomo por un ratito esos versos, si me los permitís. Después te los devuelvo.

Abrazo

Fran dijo...

Gran manera de hilar, de tejer realidades y pergeñar versos