viernes, 26 de noviembre de 2010

Para Carla

Para Carla Núñez, 
que me apoya hasta en lo que no quiere


Compañera de aventuras, de torpezas y maltratos
Colega de sueños, pesadillas y trofeos
buscamos errantemente el camino correcto
buscamos repuesta donde no las hay.
Lo único que sabemos es que aquí nos tenemos
uno para el otro, como un nudo bien armado, 
de esos que tiran y estiran más profundo,
de esos que desatan y hieren cuando no se quiere.
Util consejera, que a veces cela, pero siempre
concede parte de su corazón a la hora de un juicio.
Condenas simples, arrebatadas y también escuetas
pero con una lengua segura,
de la que nunca me animaré a asumir.
Tantas historias, entrelazadas con dulces ironías
sátiras de mal gusto, pero que más, sabes que aquí estoy. 
Siempre, a veces y nunca, si, una fiel compañera.
Lástima que no eres mi amada, para amarte con todo
lo que mi corazón puede.
Lástima que eres mi hermana, porque jamás voy a perderte

sábado, 20 de noviembre de 2010

14 muros que aun dividen al mundo

La noche del jueves 9 de noviembre de 1989, el muro de Berlín fue derrumbado y con él, cayó el comunismo. Desde entonces, cada año se celebra la reunificación de Alemania como símbolo de unión y libertad. Sin embargo, aún hay “muros” que dividen al mundo y de muchos de ellos, no se dice nada.

Construidos por ideas políticas, “protección” y muchos otros motivos, todos se basan en las diferencias entre vecinos y es que a veces, los muros más difíciles de tumbar, no son los físicos sino los psicológicos. 

Personalmente, creo que las fronteras no fueron hechas para dividir sino para unir. Trabajemos en ello y seamos artistas de un mundo mejor. 

Dedicado a todos aquellos que se encuentran del otro lado, pues ahí no hay diferencias. 





EEUU-México 

 

El muro que divide a estos dos países norteamericanos, cubre casi un tercio de la frontera EEUU-México. Su finalidad es evitar el ingreso de inmigrantes ilegales provenientes de México a Estados Unidos. Hasta el momento, esta frontera dividida ha cobrado la vida de 5,600 personas. 





Corea del Norte-Corea del Sur 

 

No es un muro, sino una zona desmilitarizada entre ambos países de 4 kilómetros de ancho por unos 250 de largo. Fue creado en 1953 y sigue dividiendo a un país que hoy se encuentra enfrentado. 





Cisjordania 

 

Era el año 2002 cuando el gobierno israelí decidió construir este muro formado por vallas, alambradas, zanjas, placas de cemento y sensores para detectar cualquier movimiento con la finalidad de protegerse de los ataques palestinos. Sin embargo, la torta se volteó y ahora el muro de Cisjordania es un método de agresión y humillación contra los palestinos. 





Sahara Occidental 

 

También conocido como el “muro de la vergüenza”, cuenta con seis paredes de más de 2,700 kilómetros provistos de alambres de espino y minas antipersonales con la finalidad de evitar que el pueblo saharaui logre su independencia. 





Irlanda del norte 

 

Su función es separar a las comunidades católicas y protestantes de Belfast. El primero de los muros fue levantado en 1969 y él último el año pasado frente a una escuela primaria. Hoy, todos los muros levantados se han convertido en una atracción turística. 





España-Ceuta y Melilla 

 

Las ciudades africanas de Ceuta y Melilla tienen 8,2 kilómetros de alambrada cercando sus fronteras con la finalidad de evitar que inmigrantes ilegales africanos partan de ahí para ingresar a la Madre Patria. 





Brasil 

 

Trece favelas (zonas ocupadas por gente de bajos recursos) del país sudamericano serán rodeadas con muros para evitar que sigan creciendo y ocupando más territorio. Al menos, eso es lo que dice la versión oficial, pues los opositores dicen que el verdadero objetivo es ocultar la pobreza. 





Kuwait-Irak 

 

En 1991, las Naciones Unidas tuvo la iniciativa de construir una barrera protegida con electricidad, alambre de púas y muros de arena entre ambos países para evitar una nueva invasión iraquí. En el 2004, Kuwait reforzó su frontera. 





Arabia Saudita-Irak 

 

3,000 millones de dólares ha costado el muro que protege a Arabia Saudita en 900 kilómetros de su frontera norte, con Irak. El motivo de la construcción es la situación en la que se encuentra Irak y que puedo convertirse en una guerra civil que, según las autoridades de Arabia Saudita, podría traspasar fronteras. 





La Molina-Ate (Perú) 

 

Ambos distritos de la capital peruana son limítrofes; sin embargo, poco tienen en común. Los vecinos de La Molina colocaron un cerco que los separaba de los de Ate con la finalidad oficial de evitar que los asaltantes llegaran a su zona. Versiones no oficiales afirman que el muro se construyó para separar a la gente de clase socioeconómica alta de los que tenían menos ingresos económicos, otras costumbres e, incluso, otros orígenes. 





Egipto 

 

En un intento por controlar el contrabando, Egipto ha comenzado la construcción de un muro a lo largo de su frontera con la Franja de Gaza. El muro contará con una altura de entre 20 y 30 metros y estará preparado para que no pueda cortarse o soldarse. Estados Unidos apoya la construcción de este muro. 





Botswana-Zimbabwe 

 

Lo que intentaba evitar este muro cuando fue construido en el 2003 era que la fiebre aftosa, que afectaba al ganado de Zimbabwe, llegara a Botswana. Siete años después, esta cerca electrificada aún no ha sido derrumbada. 





Uzbekistán-Kirguistán, Afganistán y Tayikistán 

 

¿Qué separó a Uzbekistán de sus tres vecinos? Pues un atentado en su capital en 1999 a manos de terroristas islámicos. El país cercó sus fronteras con alambres de púas y minas personales. 


fuente:http://taringa.net/posts/imagenes/7953598/14-muros-que-aun-dividen-al-mundo.html

domingo, 7 de noviembre de 2010

Doce fotografías en blanco y negro que no terminan de contar su historia

 Doce fotografías en blanco y negro que no terminan de contar su historia

Hay fotos que se explican solas y otras que necesitan un pequeño empujón. Instantáneas que se dejan fuera de encuadre retales de la historia que quieren contar. Son grandes trabajos del fotoperiodismo olvidado, testimonios gráficos de hechos insólitos pero que suplican una pequeña aclaración. A continuación un paseo anacrónico por una pequeña colección de ellas, en blanco y negro. Recomiendo imaginar, antes de leer, el contexto de cada una de las sugerentes o impactantes imágenes.

EL LADRÓN DE CARIDAD


1998. Sudán. Campamento de refugiados de Ajiep. Más de 100 personas mueren al día esperando una ración de arroz que llevarse a la boca. La peor y más ignorada crisis de hambre de la historia del país africano está en su punto álgido. La comunidad internacional, después de meses de desidia, consigue introducir ayuda en el país. El fotógrafo británico Tom Stoddart acompaña a una unidad de Médicos sin Fronteras hasta el campamento. Allí, en una de las interminables colas para recibir la caridad, capta la imagen de un niño lisiado mirando desconsoladamente a un adulto con una bolsa de cereales. La fotografía no cuenta que, cinco segundos antes, ese adulto había arrancado la bolsa de las manos del pequeño. El fotógrafo fue acusado de pasividad, recordando tristemente la historia de otra trágica fotografía.

UN TORO EN LA GRAN VÍA


1928. Las ovejas y vacas de muchos ganaderos madrileños pastan cotidianamente por la ribera del Manzanares, el río que serpentea al sur de la capital. Uno de los astados se escapa y decide adentrarse por el Puente de Segovia hacia el centro de la ciudad. Sembrando de heces y pánico los adoquinados más ilustres del reino. En Madrid, capital del mestizaje más castizo, no escaseaba por entonces la afición y, sin arte de magia, un torero podía aparecer de cualquier esquina y así fue. Diego Mazquiarán o el “Fortuna”, será recordado como el único torero que ha matado a ‘abrigo’ y espada un morlaco en plena Gran Vía.

CHABOLAS EN EL PARAÍSO


1930. Estados Unidos apenas ha asumido el ‘Gran Crack’. Un pequeño poblado chabolista se ha asentado en lo que hoy es el suelo verde más preciado de Nueva York, el mismísimo Central Park. Los llaman los HooverVilles, en honor a la ineficacia del por entonces presidente de Estados Unidos; Herbert Hoover. Los desamparados se instalan muy cerca del ‘Belvedere Castle‘, en lo que se llamaría “La calle de la depresión”. El asentamiento desaparecería en abril de 1933, cuando se reanudaron los trabajos de adecuación del parque.

HITLER MIMETIZADO


1914. Adolf Hitler se alista en el ejército bávaro a pesar de ser un ciudadano austriaco. Entusiasmado con la nueva guerra, el 2 de agosto de ese mismo año acude en Munich a la manifestación multitudinaria en defensa de la declaración de hostilidades contra Rusia. La fotografía no es una reliquia rescatada con aleatoriedad. La instantánea fue tomada, y más tarde recuperada, por Heinrich Hoffmann a la postre fotógrafo personal del Gran Dictador.

INOCENTES


1984. 3 de Diciembre. 42 toneladas de un potente pesticida se escapan a la atmósfera en la ciudad de Bophal. La ‘Bagdag de la India’. El deficiente mantenimiento y la negligencia sostenida en la dirección de la fábrica de la Unión Carbide provocó un desastre de proporciones ‘quijotescas’. Más de 20.000 personas murieron -y siguen muriendo- desde la descomposición de la nube tóxica en cianuro, fosgeno y otros gases. Decenas de abortos espontáneos congestionaron la maternidad del hospital municipal de Hamidia. Los fetos se conservaron y clasificaron para estudiar las causas de la muerte.

EL INTERCAMBIO DE CAMISETAS QUE NUNCA TUVO LUGAR



1966. Mundial de fútbol de Inglaterra. La selección anfitriona gana en cuartos de final a Argentina por un gol a cero en un partido muy bronco y polémico. El entrenador de los locales, Alf Ramsey, había tachado a los jugadores argentinos de bestias y animales durante la previa. Al finalizar la contienda vio como su lateral derecho George Cohen intenta intercambiar la camiseta con el argentino Mario González. Sin dudar un instante, acudió raudo a impedir el trueque bajo la atenta mirada del fotógrafo que inmortalizó aquella afrenta a los principio básicos de la deportividad.

LA HUMILLACIÓN



1944. El majestuoso acorazado USS New Jersey había servido en la 5ª flota durante el asalto aliado a las Islas Marshall. En diciembre de ese mismo año, y ya como integrante de la 3ª flota de los Estados Unidos, se desplazó como apoyo a las fuerzas aliadas que operaban desde las Filipinas hasta Okinawa. En la foto, de carácter eminentemente propagandístico, puede verse a uno de los prisioneros japoneses aseándose y despiojándose -totalmente desnudo- antes de ponerse el uniforme de servicio y ante la atenta mirada de toda la tripulación.

COMITÉ INFANTIL DE BIENVENIDA



1948. Berlín occidental. La Unión Soviética tenía bloqueado completamente el oeste de la ciudad, amenazando con matar de hambre a más de dos millones de personas. El presidente Truman decide organizar unos vuelos para distribuir más de 700 toneladas de alimentos por semana en lo que se llamaría el ‘puente aéreo’ estadounidense. Los primeros vuelos provocaron el júbilo y alivio de los asediados al mismo tiempo que enojaban enormemente a los soviéticos. Fueron necesarios un año y más de 27.000 vuelos para que en Mayo de 1949 terminara por descomponerse el bloqueo.

ESCAPARATE DE CABEZAS



1938. Porto da Folha, Brasil. Las bandas al margen de la ley se multiplicaban y actuaban con impunidad en la mitad norte del país. La lucha de las autoridades por erradicar sus actividades ilícitas se volvió paradójica y disparatada con las exhibiciones de trofeos de los clanes detenidos y ajusticiados. En la imagen, la famosa banda de los Lampião (Virgolino Ferreira da Silva, su mujer María Gomes Bonita y sus nueve escuderos)… presta sus cabezas inertes para el escarnio público en la escalinata de la Iglesia de Santana do Ipanema. Lección de casquería inventada por la policía para escarmiento de los que intentaban imitar a los malhechores.

LA SOLEDAD DEL REFUGIO



1966. Texas. EEUU. Un estudiante de la Universidad de Austin llamado Charles Joseph Whitman se convierte en el autor de una de las masacres más sanguinarias de la historia de la universidad norteamericana hasta los tiroteos de Virginia Tech en 2007. El 1 de Agosto de ese mismo año se encaramó a la torre del campus con dos fusiles y dos recortadas para asesinar a 13 personas y herir a otras 31. En la imagen, uno de los cadáveres yace muy cerca de una transeúnte escondida y atenazada por el pánico.

EL HUECO QUE DEJÓ ELLA



1911. 22 de Agosto. Las paredes del museo del Louvre de París amanecen con una ausencia irreemplazable. Los rotativos de media Europa sacan ediciones de urgencia con la fotografía del vacío. El retrato que un día perteneció a Luis XIV, que adornó la alcoba del mismísimo Napoleón y que salió de las manos del polifacético maestro Leonardo da Vinci había desaparecido. Un carpintero italiano que se escondió la noche anterior en los sótanos del insigne museo aprovechó para descolgar la eterna sonrisa de La Gioconda y esconderla bajo su guardapolvo. La pintura se recuperaría un par de meses más tarde.

EL BESO



1967. 17 de Julio. Florida. El fotógrafo norteamericano Rocco Morabito se encuentra de servicio para el periódico local de Jacksonville cuando un fuerte estruendo le sorprende de camino a su automóvil. Un operario de las líneas eléctricas nacionales había sufrido una aparatosa descarga de más de 4.000 voltios y se encontraba inconsciente colgado a más de 12 metros de altura. Mientras su compañero intentaba reanimarle con ‘el beso de la vida’, Rocco aprovechó para desenfundar la cámara y fabricar el premio Pulitzer de 1968.


miércoles, 3 de noviembre de 2010

Sobre mi cama

Fuente img
Sobre mi cama, estas en pose como un cisne del lago, tendida sobre hilos de miel que rozan tu silueta y desprende las raíces más bellas que he visto. Declarando tu fragancia, un deleite en tu estirpe, mezcla de misterio y mezcla de mujer…
Cubierta de piel de fresca tempestad, donde los ángeles susurran los secretos más íntimos, y allí arriba, tus labios que brotan y rebotan en cantos de manantial sobre tu cuerpo vacío, impregnado de grietas esperando que inunde como lluvia mi pasión, que no es más que la tuya, o la nuestra en forma de dos.
Me acuesto sobre mi cama, miro tu mirada risueña y morena, que detiene el juego bélico de mis besos, hasta que miento y comienzo entre cruzando tus latidos con mi cuerpo, tu aliento con mis sueños, tus dedos curtiendo lo que queda de mi pasado no resuelto. Trazamos nuestra propia religión… mientras hacemos el amor, desglosando a retazos esta noche, que provoca que te muerda un poco más, sólo un poco más lo mejor de tu cuerpo… pero qué importa… escribimos una canción con dos corazones… caminando donde nuestras lágrimas ardieron por última vez.
Ya no está la cama, sólo existes tú… 

jn

martes, 2 de noviembre de 2010

Qué nos dice el psicoanálisis sobre el Amor (J.A.Miller)

Jacques-Alain Miller (Châteauroux, 14 de febrero de 1944) es un psicoanalista lacaniano francés, fundador de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. 
Inició su formación junto a Jean-Paul Sartre, a quien conoció a los 16 años. Luego ingresó a la Escuela Normal Superior de París donde, en 1964, conoció a Jacques Lacan. Asistió a los seminarios de Roland Barthes en la École pratique des hautes études. Fue discípulo de Louis Althusser, junto a Jacques Rancière y Ettiene Balibar. Impulsado por Althusser a estudiar la obra completa de Lacan, entabló luego una relación estrecha con el psicoanalista y contrajo matrimonio con su hija Judith. 

Fue director del departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París VIII y presidente de la École de la cause freudienne, que fundó en 1981 junto a Jacques Lacan. Tras su muerte, se ha dedicado principalmente al estudio y la difusión de su pensamiento, editando sus seminarios y brindando cursos y conferencias en distintas partes del mundo. Ha realizado trabajos conjuntos con los filósofos Alain Badiou y Slavoj Žižek, dos de los mayores defensores de los postulados lacanianos. 

 

"Amamos a aquel que responde a nuestra pregunta: ¿Quién soy yo?" 
"Hijo espiritual" de Jacques Lacan, Jacques-Alain Miller explora a su vez la cuestión del amor que el padre del pensamiento psicoanalítico contemporáneo evocaba en 1973, en uno de sus más famosos seminarios "Aún" en El Seminario, vol XX (Seuil, "Essais", 1999). Es igualmente el fundador de la Escuela de la Causa Freudiana. Ultima obra aparecida Le secret des dieux (Navarin editores, 2005) 

"Amamos a la persona que protege, o una imagen narcisista de uno mismo". 

El amor se dirige a aquel que, pensamos, conoce nuestra verdad y nos ayuda a encontrarla soportable, explica Jacques-Alain Miller. Mirada de un psicoanalista sobre esta cuestión fundamental. 

Psicologías: ¿El psicoanálisis enseña algo sobre el amor? 

Jacques-Alain Miller: Mucho, pues es una experiencia cuyo resorte es el amor. Se trata de ese amor automático, y a menudo inconsciente, que el analizante dirige al analista, y que se llama la transferencia. Es un amor artificial, pero de la misma estofa que el amor verdadero. Saca a la luz su mecánica: el amor se dirige a aquel que usted piensa que conoce vuestra verdad verdadera. Pero el amor permite imaginar que esta verdad será amable, agradable, mientras que de hecho es muy difícil de soportar. 
P.: ¿Entonces, qué es verdaderamente amar? 

J-A Miller: Amar verdaderamente a alguien es creer que amándolo, se accederá a una verdad sobre sí mismo. Amamos a aquel o a aquella que esconde la respuesta, o una respuesta a nuestra pregunta: "¿Quién soy yo?" 
P.: ¿Por qué algunos saben amar y otros no? 

J-A Miller: Algunos saben provocar el amor en el otro, los serial lovers, si puedo decirlo, hombres y mujeres. Saben qué botones apretar para hacerse amar. Pero ellos no aman necesariamente, juegan más bien al gato y al ratón con sus presas. Para amar, hay que confesar su falta, y reconocer que se necesita al otro, que le falta. Aquellos que creen estar completos solos, o quieren estarlo, no saben amar. Y a veces, lo constatan dolorosamente. Manipulan, tiran de los hilos, pero no conocen del amor ni el riesgo ni las delicias. 
P.: "Estar completo solo": solo un hombre puede creer eso… 

J-A Miller: ¡Bien dicho! Amar, decía Lacan es dar lo que no se tiene. Lo que quiere decir: amar, es reconocer su falta y darla al otro, ubicarla en el otro. No es dar lo que se posee, bienes, regalos, es dar algo que no se posee, que va más allá de sí mismo. Para eso, hay que asumir su falta, su "castración", como decía Freud. Y esto, es esencialmente femenino. Solo se ama verdaderamente a partir de una posición femenina. Amar feminiza. Por eso el amor es siempre un poco cómico en un hombre. Pero si se deja intimidar por el ridículo, es que en realidad, no está muy seguro de su virilidad. 

P.: ¿Sería más difícil amar para los hombres? 

J-A Miller: ¡Oh sí! Incluso un hombre enamorado tiene retornos de orgullo, lo asalta la agresividad contra el objeto de su amor, porque este amor lo pone en una posición de incompletad, de dependencia. Por ello puede desear a mujeres que no ama, para reencontrar la posición viril que él pone en suspenso cuando ama. Freud llama a este principio la "degradación de la vida amorosa" en el hombre: la escisión del amor y del deseo. 
P.: ¿Y en las mujeres? 

J-A Miller: Es menos habitual. En el caso más frecuente, hay desdoblamiento del partenaire masculino. De un lado, está el amante que las hace gozar y que desean, pero está también el hombre del amor, que está feminizado profundamente castrado. Solo que no es la anatomía la que comanda: hay mujeres que adoptan una posición masculina, incluso las hay cada vez más. Un hombre para el amor, en la casa, y hombres para el goce, que se encuentran en Internet, en la calle, o en el tren… 
P.: ¿Por qué cada vez más? 

J-A Miller: Los estereotipos socioculturales de la feminidad y de la virilidad están en plena mutación. Los hombres son invitados a alojar sus emociones, a amar, a feminizarse; las mujeres conocen por el contrario un cierto "empuje al hombre": en nombre de la igualdad jurídica, se ven conducidas a repetir "yo también". Al mismo tiempo, los homosexuales reivindican los derechos y los símbolos de los héteros, como el matrimonio y la filiación. De allí que hay una gran inestabilidad de los roles, una fluidez generalizada del teatro del amor, que contrasta con la fijeza de antaño. El amor se vuelve "líquido" constata el sociólogo Zygmunt Bauman(1). Cada uno es conducido a inventar su propio "estilo de vida", y a asumir su modo de gozar y de amar. Los escenarios tradicionales caen en lento desuso. La presión social para adecuarse a ello no ha desaparecido, pero es baja. 
P.: "El amor siempre es recíproco", decía Lacan. ¿Aún es verdadero en el contexto actual? ¿Qué significa eso? 
J-A Miller: Se repite esta frase sin comprenderla, o se la comprende de través. No quiere decir que basta con amar a alguien para que él lo ame. Eso sería absurdo. Quiere decir: "Si yo te amo, es que tú eres amable. Soy yo quien ama, pero tú, tú también estas implicado, puesto que hay en ti algo que hace que te ame. Es recíproco porque hay un ir y venir: el amor que tengo por ti es el efecto de retorno de la causa de amor que tú eres para mí. Por lo tanto, algo tú tienes que ver. Mi amor por ti no es solo asunto mío, sino también tuyo. Mi amor dice algo de ti que quizá tú mismo no conozcas." Esto no asegura en absoluto que al amor de uno responderá el amor del otro: cuando eso se produce siempre es del orden del milagro, no se puede calcular por anticipado. 
P.: No se encuentra a su cada uno o cada una por azar. ¿Por qué él? ¿Por qué ella? 

J-A Miller: Existe lo que Freud llama Liebsbedingung, la condición de amor, la causa del deseo. Es un rasgo particular – o un conjunto de rasgos- que tiene en cada uno una función determinante en la elección amorosa. Esto escapa totalmente a las neurociencias, porque es propio de cada uno, tiene que ver con la historia singular e íntima. Rasgos a veces ínfimos están en juego. Freud, por ejemplo, había señalado como causa del deseo en uno de sus pacientes ¡un brillo de luz en la nariz de una mujer! 
P.: Nos es difícil creer en un amor fundado sobre esas naderías. 

J-A Miller: La realidad del inconciente supera a la ficción. Usted no tiene idea de todo lo que se funda, en la vida humana, y especialmente en el amor, en bagatelas, cabezas de alfiler, "divinos detalles". Es verdad que es sobretodo en el macho que encontramos tales causas del deseo, que son como fetiches cuya presencia es indispensable para desencadenar el proceso amoroso. Particularidades nimias, que recuerdan al padre, la madre, el hermano, la hermana, tal personaje de la infancia, juegan también su papel en la elección amorosa de las mujeres. Pero la forma femenina del amor es más erotómana que fetichista: quieren ser amadas, y el interés, el amor que se les manifiesta, o que suponen en el otro, es a menudo una condición sine qua non para desencadenar su amor, o al menos su consentimiento. El fenómeno está en la base de la conquista masculina. 
P.: ¿Usted no le adjudica ningún papel a los fantasmas? 

J-A Miller: En las mujeres, sean conscientes o inconscientes, son determinantes para la posición de goce más que para la elección amorosa. Y es a la inversa para los hombres. Por ejemplo, ocurre que una mujer no pueda obtener el goce – digamos el orgasmo – sino a condición de imaginarse a sí misma durante el acto, siendo golpeada, violada, o siendo otra mujer, o incluso estando en otra parte, ausente. 
P.: ¿Y el fantasma masculino? 

J-A Miller: Está muy en evidencia en el enamoramiento. El ejemplo clásico, comentado por Lacan, está en la novela de Goethe (2), la súbita pasión del joven Werther por Charlotte, en el momento en que la ve por primera vez, alimentando a un grupo de niños que la rodea. Aquí es la cualidad maternal de la mujer lo que desencadena el amor. Otro ejemplo, tomado de mi práctica, es este: un jefe en la cincuentena recibe candidatas en un puesto de secretaria; una joven mujer de 20 años se presenta; le desencadena inmediatamente su fuego. Se pregunta lo que le pasó, entra en análisis. Allí descubre el desencadenante: encontró en ella rasgos que le evocaban lo que él mismo era a los 20 años, cuando se presentó a su primera solicitud de trabajo, de algún modo se enamoró de sí mismo. 
P.: ¡Se tiene la impresión de que somos marionetas! 

J-A Miller: No, entre tal hombre y tal mujer, nada está escrito por anticipado, no hay brújula, no hay relación preestablecida. Su encuentro no está programado como el del espermatozoide y el del óvulo; nada que ver tampoco con los genes. Los hombres y las mujeres hablan, viven en un mundo de discurso, es eso lo que es determinante. Las modalidades del amor son ultrasensibles a la cultura ambiente. Cada civilización se distingue por el modo en que estructura su relación entre los sexos. Ahora, ocurre que en occidente, en nuestras sociedades, a la vez liberales mercantiles y jurídicas, lo "múltiple" está en camino de destronar el "uno". El modelo ideal de "gran amor para toda la vida" cede poco a poco el terreno ante el speed dating, el speed living y toda una profusión de escenarios amorosos alternativos, sucesivos, incluso simultáneos. 
P.: ¿Y el amor en su duración?, ¿en la eternidad? 

J-A Miller: Balzac decía: "Toda pasión que no se crea eterna es repugnante".(3) ¿Pero el vínculo puede mantenerse toda la vida en el registro de la pasión? Cuanto más un hombre se consagra a una sola mujer, más ella tiende a tomar para él una significación maternal: tanto más sublime e intocable cuanto más amada. Son los homosexuales casados lo que desarrollan mejor este culto de la mujer: Aragon canta su amor por Elsa: cuando muere, ¡buen día a los muchachos! Y cuando una mujer se apega a un solo hombre, lo castra. Por lo tanto, el camino es estrecho. El mejor destino del amor conyugal es la amistad, decía en esencia Aristóteles. 
P.: El problema, es que los hombres dicen no comprender lo que quieren las mujeres, y las mujeres, lo que los hombres esperan de ellas… 

J-A Miller: Sí. Lo que es una objeción a la solución aristotélica, es que el diálogo de un sexo con el otro es imposible, suspiraba Lacan. Los enamorados están de hecho condenados a aprender indefinidamente la lengua del otro, a tientas, buscando las claves, siempre revocables. El amor, es un laberinto de malentendidos cuya salida no existe. 


Psychologies Magazine, octobre 2008, n° 278 
Entrevista a Jacques-Alain Miller. Psicoanalista 
Por Hanna Waar