domingo, 12 de junio de 2011

anoche la vi




Anoche la vi,

como un trazo que dibuja la noche,

trozando al viento

en busca de su voz.

Estaba ahí.

Ordenando el cosmos a su antojo,

armando danzas con constelaciones que, de a poco,

se tocan y retocan para invocar

alguna figura griega.

¿Antígona? quizás




Puede ser, anoche la vi,

besando el vacío,

colgando un cometa que no se anima a seguir sus pasos.

Y un ángel dibuja la seda de su cuerpo, ángel, testigo de su última sonrisa.



Anoche la vi,

iluminando mi noche. Provocando los ojos de un ciego.

Cuentan los mapuches que,

en el origen, la luna se mojó,

por ello su luz es fría.

Pero ella no.

Su rayo es locura en mi altivez.

Se burla de mi conciencia,

agujerea a este inconsciente.



Y me mira inocente,

Y de verla se desata el alba.

Y prende velas a los costados

de mi almohada

llevándome de viaje al naufragio,

en boga de los pobres versos de un poeta sonámbulo.



Anoche la vi,

a millones de años luz.

Escribiendo las leyes de los astros,

desnudando el lenguaje del espacio con luciérnagas 


que hacen pantomimas con mis sueños.


Pero acaso ¿estás ahí?

¿Acaso eres la más fina

del infinito

o sólo eres el registro

de una noche que

se desploma en cada pregunta?


Puede ser…

Puede ser que anoche la vi,

entre obvias coordenadas,

trastabillando una órbita desarreglada. Poniendo de

pie al universo.

Allí donde nace la poesía



Esa estrella no estaba ahí.

Esa estrella era otra geometría

y se llamaba soledad.

6 comentarios:

Bárbara dijo...

Jorge..agradezco tu huella en mi blog...y si se te ocurre..y te animas..ponle música...!!
ahora que un tango no se me había ocurrido.
Los primeros 10 versos lo resumen todo... me encantaron..
buena semana..
y mucha luz!!

MUCHITA dijo...

Me gustó mucho cuando lo leí.
Muy bello tu poema.
Felicitaciones.
Seguí asi =)

Besos mil.

Virtudes Montoro López dijo...

Precioso, preciso, contundente, rotundo.
Mis Felicitaciones y un gran abrazo.

Poetiza dijo...

Hola Jorgen, hermoso poema. Un placer leerte. Te dejo un beso, cuidate.

Pato dijo...

La poesía nace en este instante de soledad absoluta y de luna que quema a pesar de su luz fría, tu musa estuvo allí, no lo dudes.

Jorge, te ví en Perras Negras (este es un blog de mi programa de radio) y seguí tu rastro, te invito pases por mi blog (donde escribo)Por mis caminos
www.espaciosquedesaparecen.blogspot.com allí he dejado un poema que tal vez pueda interesarte y rozar la idea de esto tan bello que has escrito

Horacio dijo...

Bello poema, me gustó mucho.

Abrazo