martes, 3 de julio de 2012

Sombra


si mi voz
supiera tomar vuelo
y regresar
sin ripios ni bruma
tendría una brújula
de cerebro y
medicina
en el corazón


pero si tu cuerpo
esa mezcla de
fábula y literatura
fuera una
serie de libros
tendría un mar
de aves colmadas
de presagios/
voraces animales
que inventan
al regocijo del calor

          
           y a tu sombra
           hermosa
           inacabable


así como el viento
que no quiere palabras
así como el grito
de la ballena al ver
al cruel hombre
así como el pecho
sin aire y sin aliento así...

            estoy escribiéndote

2 comentarios:

Horacio Beascochea dijo...

Una celebración del cuerpo y la palabra, de la necesidad de compañía como algo posible.

Abrazo

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hay sombras que se difuminan en el olvido y otras que se quedan tatuadas para siempre.

Lindo poema!

Abrazos de mariposa.