domingo, 4 de noviembre de 2012

espejos cuadros movimientos

Fuente

Y te buscan los ojos,
se cruzan y cruzan
espejos cuadros movimientos,
se mueven entre distintas figuras.

A veces te hallan en la mujer
que, con silueta de madera,
desprende la dulce melodía
de la nostalgia.

No hablo, solo la escucho
mientras me enredo
por su música, y escribo.
Alguien que se resguarda
por mis venas
te está escribiendo.

Pero es a esa persona,
a él, al escritor,
a quien le toca
la suerte de encontrarte.

Yo  me encuentro
mirando a tu fotografía
que no es fotografía,
es un círculo de
regocijo y olvido.

Él te mira apasionado
y  te escribe:
dibuja cuerpos sobre
las letras, tal vez
intenta darles vida.
Es muy optimista.

Así viaja por tiempos
y espacios que desconozco.
Cuando es denso, me muerde,
me bebe, quiere que le haga caso,
de la forma que sea.
Jorge es un bruto optimista.

Pero tiene la suerte, de estar
fumando un cigarro, como vos,
mientras lees esto.
Él te acaricia, y
me cuenta noticias de vos,
a veces también se equivoca
y nos reímos
inocentemente los dos.
Y también te toca.
O quizá no, nunca
me lo ha dicho.
Aunque ambos
quisiéramos tenerte.

3 comentarios:

Viento Zorro dijo...

esa especie de seudónimo lo hace muy liviano y fresco! Por momentos vi una guitarra hablar..

TORO SALVAJE dijo...

Tres veces la he leído y tres la he disfrutado.

Te felicito.

Horacio Beascochea dijo...

Me gustó esa idea de que alguien te está escribiendo, además de uno, que se escribe a si mismo y da cuenta de otros mundos, ¿no?

Abrazo