jueves, 22 de marzo de 2012

En LU 5 + otro poema

Hoy después de las 16:00 hs en LU 5 estaré presentando mi primer libro Caleidoscopio primitivo, por  me pueden escuchar.


Ayer fue el día de la poesía, y entrego por ello las siguientes palabras:
Tu cuerpo
es el marco de una puerta
que me lleva a todos
y a ninguno de los precipicios
de la conciencia.
Es quizá la fricción
del cuero
el que hace temblar
el suelo, la noche
y el infierno
en la aclamada cama.
Toda una dulce mezcla
de venenos que rodean
el precioso, sublime e infinito
borde de tu boca.
Y de pronto, en el jolgorio
nuestras piernas
se hacen trenzas, y luego
se anudan que cada vez
se atan más y más
a medida que comienza
el abrasador
principio del placer.
No temo en pensar
que ese mismo placer
sea un artificio del alma.
Y llegamos al punto del
te amo, lástima que no lo dije,
y hace tanto que no se menciona.
Pero es el irrisorio merodeo
de la suerte y el fracaso
que detiene a este
ácido corazón,
y es lo mismo que decir
que te siento en cada parte
de mi habitación, de mis entrañas,
de mis lágrimas y sonrisas,
que se duermen
otra vez y para siempre
sin vos.



jn

martes, 20 de marzo de 2012

Caleidoscopio Primitvo

Quien quiera un ejemplar se puede comunicar al celular 0299 6359277 o bien a jorgencomar@gmail.com


Chien: ladridos de amor y de mundo

Hefesto golpea su maza en el yunque, chispas jóvenes salen despedidas al contacto de los metales, chispas que van juntándose para formar la pequeña llama de este poemario “Caleidoscopio Primitivo”.
El germen o inicio parece venir del amor, de la mujer, del deseo, del anhelo de posesión. El amor y la pasión van fundiendo los primeros poemas.
¿Acaso cada poema es un tatuaje de cada minuto, hora, día, de cada noche consumida por el alcohol lujurioso y único  del sexo?, no lo creo, pues también hay cariño, dulzura, sueños y un hada que esta más allá de las sabanas de la oscuridad.
Por momentos el recuerdo invade la palabra, pero la fuerza del presente arrolla todo a su paso, pura pasión, pura sangre, entrega de perro fiel un cancerbero vigilando su propio infierno.

A través de los ojos del can el mundo toma una forma completamente poética, en que él tiene la mirada llena de asombro, es como si en su vista se encontraran verdades perdidas en la mirada del hombre, un hombre que parece vivir escondido, un hombre que ha dejado a la palabra en un reposo dañino. Solo el perro encuentra el camino, su olfato lo lleva a recorrer los laberintos de una metáfora olvidada en los labios del tiempo.

El chien camina largas calles por las pestañas de la noche, busca la vida y el latir del mundo, también busca el pasado donde encuentra las imágenes de amigos, hermanos que solo fueron un fugaz soplo de vida, este perro nostálgico atrapa por su pasión y su ternura de “hombre-niño” que ve en su dama a una “Petite Joie” llena de magia y en los “Anormales” un mundo sin magia que le duele a su alma de perro vagabundo. 

Federico Espinosa




Radio-Navegante Neuquen.
El martes 20 de marzo a las 12 estaremos Nicolás Huenchul y yo, en FM Navegante Neuquén, 99.9, radio comunitaria de la Fundación Artística y Cultural Tribu Salvaje, con POESIA NAVEGANTE. Radio-Navegante Neuquen

Contaremos con la presencia y lecturas del poeta Jorge Núñez, de Cipolletti, Río Negro, con su libro CALEIDOSCOPIO PRIMITIVO. Nos acompañará también el poeta Federico Espinosa



También se puede escuchar por www.radionavegante.com.ar

jueves, 15 de marzo de 2012

Intempestiva





Descansa aroma

de cicuta,
Cerbero te vigila
con los seis ojos
para que no te muevas
más allá de sus puertas.

En la oscura tentación
me convocas para que
te despierte sueños,
para que
te vista y desvista
con la ropa
del furioso mar
que ruge contra
los ripios
y acantilados vírgenes
de pudor.

               eterna
          luna
      la
Soy

que
     merodea
         por
             el
pedazo
    de cielo
           que es
             tu
cuerpo.

Sos el latido
que en la noche
no guarda mesura,
naufragio que camina
por la distancia que nos
cobrabará el mañana del mañana.

O tus manos que bien saben
viajar como una daga filosa
para devorar mi cuerpo,
coagulando la sangre
que replica ese momento intenso
que es la muerte junto a vos,
la muerte de los cuerpos que
se trenzan, se enredan y juegan
a ser uno solo.

Somos el fuego que
no se agota con el tiempo
ni con la lluvia,
los relojes que
reclaman carne.
Somos ese animal
que se revuelca
en la sombra,
que aún cansada
no abandona.
Somos el instante
que vuelve únicas
a nuestras vidas
así llamemos calma
a esta chispa de placer.


jn

domingo, 11 de marzo de 2012

La miro y jugamos




Link de la foto
Caminando por el desierto,
en la arena infinita,
que sacude como viento
la soledad.

Al paso de un
desahuciado,
trato de cazar una estrella

con el arpón que me enseñaste
a construir con lágrimas de colores.

No recuerdo cuantas noches
llevo intentando este pasatiempo,
inclusive olvidé el aroma del día.

Mi puntería es un logro del azar.
Consigo traer una primera,
es un Lirio de agua,
o como ella la llama: cala.

Se despierta en mi mano,
y despliega los ojos más bellos
que he conocido.

No habla, sólo mira
como una diosa esperando
algún tributo o redención.

También la miro, y jugamos
a ser mudos por un par de años y siglos
(a medida que nos conocemos mejor).

Y se terminó, como todo lo
que toca esta vida. Y no ha vuelto
a recibir su redención.

Me gustaría colgarme de esa boca,
que regalaba trozos de infinito,
y destrozarla, tal cual una vez
lo hizo conmigo.

Pequeña flor, ahora eres un
arquetipo inmortal,
he construido infiernos como
incalculables laberintos para huir de vos.

¿Y será que en algún
lugar del cosmos estás?
Quizás volviste a esa lamina
estelar a la que pertenecías.

Estoy sentado al lado mío,
y él me comenta un poco
tímido que quizá ya
no me necesitas más.



jn


Nota: poesía de domingo, disculpad la desprolijidad.