lunes, 30 de abril de 2012

Alfonsina

Alfonsina,
¿dónde dormiste anoche?
estuve atizando estrellas
esperando
que hablen por vos.
He visto la cadencia
del reloj,
que me ha revelado
que el universo
está desierto si
no estás en él,
y
que, sin vos,
de a ratos
también siento miedo.

Alfonsina
¿dónde dormiste anoche?
te diste cuenta
que cambié las flores,
un segundo... es cierto...
no te gustan las flores,
ni las rosas
que ofrece el alba,
ni los jazmines
que merodean
tu silueta,
ni las azules
lágrimas

que tomaron cuerpo
cuando me dijiste
que me querías.
La vez que tus besos
se volvieron un pájaro
hambriento de infinito,
desorientado por el pudor
y la locura.

No me sabrás entender,
amé por
siglos interminables
a un niño que se
escondía tras el espejo,
y que sólo me enseñó a mentir.
¿No ves la garganta y el pecho
que tengo refugiados en
esta herida?

Alfonsina
¿dónde dormiste anoche?
a veces olvido
que te olvidaste de mí.
A veces quiero retomar
la coreografía nocturna
en la que nos creíamos
feligreses amos,
aunque terminábamos,
embriagados, ciegos,
pidiendo monedas
como esclavos.
Rompiendo cadenas
que jamás se van a 

mover, ni remover.

Alfonsina, te extraño...
No te voy a mentir,
prometí escribirte
todos los días
hasta que me muera.

Salvo hoy...

quiero dejar de
escribir...

quiero dejar de
escribirte...

quiero respirar
el sabor de la muerte
por la garganta.

Y así, me vas a encontrar,
como un cadáver sereno
sostenido por una tinta
y un silencio.

Acá te espero,
como el barro
suspirando ante
la caída
de la lluvia.
Y cuando llegues,
te daré un beso,
que abrirá las puertas
del mar, y arrasará
con su paso
a toda la eternidad. jn

miércoles, 18 de abril de 2012

Revista Letras Ambulantes

A partir de la Revista Nº5 de Letras Ambulantes comencé a ser columnista sobre Literatura y Psicología. Esta es parte de mi primer artículo:


La esquizofrenia de Stevenson. La pesadilla de Hölderlin por Jorge Luis Núñez

El término esquizofrenia proviene etimológicamente de una connotación tal como “escisión de la mente o de la razón”. Si bien éste término no es el primero para designar este tipo de fenómeno psicopatológico (como demencia precoz de Morel), es el título de una enfermedad mental sistematizada encontrada en la obra de Bleuler. Tanto la tradición francesa como alemana de la psiquiatría han investigado profundamente sobre tal enfermedad, sin agotar el asunto.
Actualmente se habla de esquizofrenia cuando hay cierto deterioro de las funciones sociales o laborales, aparición de ideas delirantes o claras alucinaciones, y disfunciones cognoscitivas, emocionales, en la organización del comportamiento, la voluntad, motivación, alteraciones del lenguaje, y/o síntomas catatónicos. Todo dentro del marco de una frecuencia regular y considerada. Que también pondría en jaque la identidad del yo, que parte ontologicamente desde El discurso del método de Descartes en la vida occidental.
Dentro de la literatura podemos encontrar dos elementos interesantes para analizar con esta conjetura de la ciencia: El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde (1886) de R. Stevenson, y otro extraño caso de Hölderlin, con su alter ego: Scardanelli.


Para seguir leyendo comprá la revista en...


Por otra parte, también soy columnista en La Voz de Cipolletti, a la derecha tienen los links de mis primeras columnas. Gracias y Saludos!