martes, 7 de octubre de 2014

anhelo

Han pasado un par de años
no tantos como quisiera
no tanto como al verte
pasar por la vereda de enfrente
tan lejana y ajena
como eras antes de llegar a mí

tal vez tus ojos
no lleguen a mis hojas que
siguen el rumbo que vos prendiste

pero son así las cosas que nos tocan vivir
vos lejana, yo ajeno

y es así que hoy me revuelve
con toda la furia del invierno
las hojas, las horas, las notas,
las cosas, locas, olas, otras
que nos llenaban de vida el mirar

el mirarnos menos lejano y menos ausente

En la esquina de tu casa
siempre te espero
así no llegue el colectivo
para saludarte
antes de desaparecer
junto a los acordes de Chopin
Sophie

1 comentario:

Fran Robles dijo...

Hacía siglos que no te leía. Muy bueno